Música Principia

“Nacido con un alma normal, le pedí otra a la música: fue el comienzo de desastres maravillosos...”. E. M. Cioran, Silogismos de la amargura.

"Por la música, misteriosa forma del tiempo". Borges, El otro poema de los dones.

lunes, 24 de mayo de 2010

Scherza infida in grembo al drudo

8 de enero de 1735. La temporada del Covent Garden se inició con Ariodante. El éxito fue inmediato. Once representaciones seguidas lo atestiguan. Después de ello, un enorme intervalo de más de dos siglos. Nadie menciona a la opera seria del "sajón". Fue hacia la década de 1970 que el drama del turbado príncipe Ariodante es vuelto a conocer. La fama es creciente. La terrible Scherza infida in grembo al drudo se convierte en objeto de devoción generalizada. Como toda aria de Haendel esta en las alturas de la eficacia  temeraria. Gran aria, gran opera, grande, muy grande compositor. 


Un iracundo Ariodante se siente decepcionado de la supuesta traición de Ginevra y canta: 

Scherza infida in grembo al drudo
Io tradito a morte in braccio
Per tua colpa ora men vo.
Ma a spezzar l'indegno laccio,
Ombra mesta, e spirto ignudo,
Per tua pena io tornero.

Traición traducción


La  amante infiel  tiene un niño en su vientre.
Me ha traicionado a muerte en sus brazos.
El engaño lo permitieron ustedes
mientras las horas transcurrían.
Pero para romper el lazo vergonzoso
he de castigarla y yo seré
una sombra triste, sin cuerpo ni espíritu.

Scherza infida in grembo al drudo. Opera: Ariodnate HWV 33. Georg Friedrich Haendel. Canta: Tatiana Troyanos