Música Principia

“Nacido con un alma normal, le pedí otra a la música: fue el comienzo de desastres maravillosos...”. E. M. Cioran, Silogismos de la amargura.

"Por la música, misteriosa forma del tiempo". Borges, El otro poema de los dones.

lunes, 25 de enero de 2010

Para un joven hombre

Así se le conoce al Concierto para piano número 9 en mi bemol K 271. Fue compuesto en 1777 ( tenía 21 años) para un pianista aun no determinado con claridad por los biógrafos  y es, sin duda, la primera obra maestra del gran Wolfgang. El clasicismo llega a la madurez plena. El equilibrio entre lo galante, lo diáfano y lo heroico-trágico se evidencia por primera vez como una entidad posible. En la belleza clásica y en su forma manifiesta, los extremos   son enunciados sin temor. El arte del legato como símbolo del diálogo y la continuidad.  En adelante todo será una reiterada evolución hacia las cimas clásicas del género: el 20, el 23 y el 24 de Mozart y el 4 y 5 de Beethoven. Incluso la enorme huella se verá en la paradójica experiencia romántica de Brahms, tanto en el 1 y el 2. Con este concierto, ya Mozart esta en otra categoría de músico. Piensen que todavía faltan el 13, el 17, el 18,  el 21, el 25 y el 26. Y, como decíamos más adelante, el 20, el 23 y el 24. Y sólo estamos hablando del piano.

Los movimientos de esta obra maestra son: Allegro,  Andantino,  y Rondó (Presto). .La versión que comparto es de mi admirada Mitsuko Uchida, pianista que, confieso, siempre termina siendo querida por mis alumnos. ¿Por qué sera?



Este segundo movimiento, andantino, es una  meditación  impresionante sobre la belleza y sus posibilidades. ¡ Qué grande es Mozart!



2 comentarios:

Missmamyente dijo...

Ahhh...Mozart, Mozart. Como para cerrar los ojos y retorcerse por tanta pasión que invade los oídos. ¡Qué bonita selección de videos!

ricardo falla carrillo dijo...

Gracias